viernes, 6 de noviembre de 2009

MÁS CERCA DE LA RUINA PRESUPUESTARIA (o a cambio de qué se aprueban los Presupuestos Generales)

Estamos más cerca de que se aprueben finalmente los Presupuestos Generales del Estado de 2009 para el 2010, que nos llevarán a una subida poco coherente de los impuestos y del IVA (como ya comentamos una medida realmente insolidaria al contrario de lo que predica y pregona el Gobierno, ya que perjudica claramente a las clases económicas más bajas y con menos recursos pues les afecta más la subida del IVA al tener en muchas ocasiones una economía de subsistencia).

El pasado 22 de octubre e
l Pleno del Congreso rechazó las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2009 gracias a los votos en contra del PSOE (lógicamente), PNV (Partido Nacionalista Vasco) y CC (Coalición Canaria), lo que permite a las Cuentas continuar su trámite parlamentario. Así, las enmiendas a la totalidad para impedir que prospere esta subida de impuestos que nos afectará negativamente, presentadas por PP, CiU, ERC, IU-ICV, UPyD y BNG (o sea, la mayoría de los partidos políticos) fueron rechazadas por 177 votos en contra, 170 a favor y la abstención del diputado de UPN.
Pasan así a la Comisión de Presupuestos para continuar su tramitación y aprobación final si alguien no lo remedia.

Los presupuestos se salvaron pues gracias al apoyo, junto con el PSOE, de sólo dos partidos: el PNV y CC, que justificaron su postura apelando a la "responsabilidad en este momento de crisis e incertidumbre".
¡Qué cinismo!
Se consiguen los votos que necesitaban a través de promesas a dos partidos nacionalistas necesitados de ganar más protagonismo entre sus posibles electores y por los "regalos" que reciben.

El PNV y CC apoyan los presupuestos no porque sean lo mejor para la totalidad de los ciudadan@s españoles y para salir de la crisis en la que estamos sumidos (y lo que nos queda según van las cosas), que no lo son, sino por las "prebendas" que obtendrán para sí a cambio.
Aún creyéndolos malos y equivocados y haciendo una dura crítica contra ellos l
os apoyan, pues han "comprado" sus votos.
Así los nacionalistas vascos a cambio del apoyo a los Presupuestos han recibido 85 millones de euros en concepto de inversiones para el desarrollo tecnológico del País Vasco, han pactado con el Gobierno el llamado "blindaje" del Concierto, el pago adelantado de más de 400 millones de IVA a la diputación de Álava y la agilización de las transferencias sobre las políticas activas. Un apoyo el del PNV tan ocasional que tan sólo una hora después de votar las Cuentas, presentó en el registro una proposición de ley para que se supriman una vicepresidencia y dos ministerios.
Coalición Canaria apoyó las Cuentas a cambio de un plan de inversiones para las islas (40 millones de euros en programas de empleo).
Y el UPN (Unión del Pueblo Navarro) que al menos se abstuvo, pero no votó en contra porque según admitió uno de sus diputados, necesitan a los socialistas para garantizar la estabilidad del Gobierno de Navarra.

Aquí cada uno va a lo suyo. ¿Y luego habla el PSOE de que son unos presupuestos "solidarios", "comprando" además los votos?
Si el proyecto económico contenido en los Presupuestos fuese de verdad bueno, "solidario" o eficaz y tuviéramos unos políticos honestos y coherentes con la ciudadanía, digo yo que no tendrían que haber recurrido a estos chanchullos para que se aprobaran.

¿No sería más "solidario" que pague más quien más tiene y concretar medidas como las que propone IU ? como por ejemplo:
- subir el IRPF a los contribuyentes con ingresos anuales superiores a 60.000 euros
- congelarlo a quienes ingresan entre 21.000 y 60.000 euros
- bajar la tributación a los contribuyentes con ingresos inferiores a 21.000 euros
- reimplantar el impuesto de patrimonio
- que las rentas del capital tributen lo mismo que las del trabajo para que no paguen más quienes trabajan que quienes especulan
- eliminar los privilegios fiscales de sociedades de inversión (SICAV) que sólo tributan al 1%
- rebajar el IVA para productos de primera necesidad y subirlo en cambio para artículos de lujo (joyas, oro, metales preciosos, yates y aviones privados, vehículos de gran cilindrada...

Y lo que más miedo da es que la oposición, el PP, es peor todavía si cabe.
Dios mío, que futuro económico más negro nos espera como no cambie el panorama político.


¡Ay qué mundo!

7 comentarios:

  1. Tu post me ha hecho reflexionar y me ha inspirado para la última propuesta de quiereteMUCHO.

    Gracias.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola David!!1 hace tiempo que no pasaba a visitarte, quería dejarte un Gran Abrazo, y cuando quieras pasa por casa....

    Entrada (para reflexionar y polarizar en positivo)

    ResponderEliminar
  3. Esto de los presupuestos de los Estados exorbitados, es a nivel mundial. Sin ser economista, yo me pregunto, hasta dónde aguantará esto? Hasta dónde los Estados podrán seguir gastando y endeudándose? y la pregunta principal que me hago, hasta dónde podremos los ciudadanos seguir aguantando el aumento irracional de impuestos?

    Explotaremos como sociedad? Entrarán en default algunos (o muchos) países?

    ResponderEliminar
  4. Nada, la misma historia de siempre: unos pagan y otros lo disfrutan...

    En fin, soy otra de las que se preguntan hasta donde vamos a aguantar y de qué manera explotará todo esto (por tiene que hacerlo algún día).

    Aprovecho para deserte todo lo mejor para el año que estamos a punto de estrenar.

    Un abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  5. Que verdades dices. El mundo está enfermo. Superpoblación, desertización, ecosistemas destruidos, calentamiento global... En 40 años las guerras serán por agua y no por petroleo, por una tierra segura, en zonas humedas, donde poder vivir. En unos años mataran nuestros hijos para poder comer. Europa sera la Africa de ahora, y los piases nordicos como hoy la cuenca mediterranea. Esto no lo para ni Obama. Mi blog Dofollow: GIPErioja

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tus palbaras a más de uno debería abrir los ojos^^

    ResponderEliminar
  7. Sin duda un cambio profundo se necesita para que las cosas mejoren. saludos

    ResponderEliminar