jueves, 10 de septiembre de 2009

LOS EFECTOS DE LA CRISIS (I)

Pocas ganas de trabajar bien.

Vamos a comenzar una serie de entradas sobre los efectos de la crisis actual.

Uno de los efectos generalizados que veo que se ha venido produciendo consecuencia de la crisis económica que vivimos actualmente es las pocas ganas de trabajar y trabajar bien que se tiene en las empresas.

Soy trabajador autónomo, del sector de la publicidad y lo vengo observando en algunos proveedores. El sentir que se desprende es ¿para que voy a molestarme en realizar bien mi trabajo?, para lo que me pagan... o para lo que va a durar la empresa...
Pides presupuestos y algunos proveedores te tardan horrores, más que nunca y no creo que sea por la acumulación de trabajo, que hay menos que nunca... te dan trabajos mal hechos, como uno de los últimos encargados que ahora pasaré a comentar. Y es que "a mar revuelto ganancia de pescadores", hay empresas que te la intentan colar como sea y a pesar de lo que diga la ley o de lo que sea, con tal de ganar un dinero o no perderlo, les da lo mismo todo. Nunca antes de la crisis, había tenido estos problemas.

Uno de los campos en los que me muevo es el sector del regalo promocional, trabajo con varias empresas mayoristas e importadoras para poder ofrecer los mejores precios y la más variada relación de productos, con lo cual mis clientes siempre quedan satisfechos. Me entró un cliente nuevo a principios de año que me solicitó un par de piezas de publicidad las cuales realizamos, así como varios productos promocionales de los que le ofrecí presupuesto (que además por la complejidad y cantidad me llevaron una buena cantidad de horas) y me encargó de momento unos soportes de móvil, para próximamente hacer el encargo de otros regalos promocionales.
Estos soportes de movil estaban especificamente encargados para una feria. Encargué 101 soportes de movil en aluminio mate con la serigrafía del logo a la empresa mayorista INSPIRION ESPAÑA SL.
Corría mucha prisa porque se habían encargado antes estos mismos soportes a otra empresa, pero se equivocaron de referencia, nos enviaron otro modelo parecido y no nos lo podían reemplazar en fecha porque no tenían stock de la referencia correcta y por lo tanto realizaron el abono completo de esto (ya que normalmente a estas empresas hay que pagarlas por adelantado, aunque en un principio tampoco querían hacer la devolución bajo el concepto "todo el mundo se equivoca y es humano y tú te quedas con la mercancía aunque no sea la que hayas pedido").

INSPIRION me envió el pedido pero:
- Primero, se entregó un día más tarde porque a pesar de que yo había avisado a la empresa que era posible que no hubiera nadie en el estudio para recepcionar y que me llamaran, al mensajero no le habían avisado. El cliente tuvo que cambiar su planificacion a un día más tarde.

- Segundo, el pedido llegó con menos soportes, del total de 101 encargados y pagados a la realizacion del pedido, sólo había 95 soportes, de los cuales aproximadamente la mitad eran de aluminio mate y la otra mitad de aluminio brillante, cuando todos debían haber sido en mate.

- Tercero, los soportes tenían que ir serigrafiados con el logo de la empresa y la serigrafía estaba defectuosa, en la mayor parte de los casos estaba inclinada, con rayas, mal entintados, con el logo incompleto y todos absolutamente sin que estuvieran con la serigrafía centrada en el espacio correspondiente a pesar de que lo indiqué al hacer el pedido.

- Como era tan urgente, recibí el pedido un viernes y ese mismo viernes el cliente lo recogió directamente para llevárselo pues tenía la feria el lunes fuera de España.
Esa misma noche el cliente me envió un mail con tremendo enfado, comentando los defectos del pedido y exponiendo que sólo podían quedarse con 30 unidades que más o menos estaban bien y que de no ser para la feria y que los necesitaban, hubieran devuelto todos expresando su absoluto malestar.

Me puse en contacto con INSPIRION y me dijeron que me abonarían los soportes defectuosos una vez que los hubiera devuelto, así que mandaron a su empresa de transporte a recoger los 64 soportes mas defectuosos y una vez están en los almacenes de Inspirion de nuevo me encuentro con que:

- Me dicen que se han devuelto 62 soportes en vez de 64 soportes que fueron los que se enviaron (tenían que abonar 70 unidades ya que a mi me llegaron 6 unidades menos. ¿Hay un "agujero negro que se traga soportes de móvil por el camino?).

- Empiezan a poner problemas para el abono del importe pagado y proponen dejar ese importe para restar a futuros pedidos.

- Cuando ya solicito el abono íntegro, tardan casi un mes en hacer efectivo el abono y me encuentro, sin comunicación previa, con que sólo me abonan la mitad de lo que pagué, correspondiente a los soportes físicos y la otra mitad no me la pagan, que es la correspondiente a la serigrafía que estaba defectuosa y que fue uno de los motivos de devolución, escudados en que era un pedido mínimo y se había facturado el mínimo (en ningún momento anterior me habían comentado nada de que fuera un pedido mínimo).

- Intenté hacerles ver que me tenían que abonar el total ya que la serigrafía también estaba defectuosa y fue el motivo principal de devolución y el perjuicio económico que me habían causado al dejar de ingresar más de la mitad del pedido y sobre todo que he perdido al cliente por ello.

Hablé por mail hasta con el director general de Inspirion, pero aunque primero me decía que había visto la serigrafía y que "no estaba tan mal", luego en un par de mails me decía que les enviara el material defectuoso, yo no se si no es español y no entendía el castellano, pero no parecía entender que ya le había sido enviado hacía varios días y que el mismo había dicho que la serigrafía "no estaba tan mal". O sea que parecía un diálogo de besugos porque él no estaba dispuesto a "perder" dinero a pesar de que su empresa había metido la pata hasta el fondo.

Consecuencia, que yo si pierdo dinero por el error y el mal hacer de Inspirion, porque al cliente sólo le cobro los 30 soportes que se quedó mientras yo he abonado 101 soportes y la empresa sólo me devuelve la mitad aunque Inspirion se queda con la mayoría de ellos. Y lo que es peor, que como consecuencia de esto pierdo al cliente, que era un nuevo cliente y no conocía ni tuvo tiempo ni oportunidad de conocer mis buenas formas de trabajar y mi buen hacer empresarial. Y en ningún momento Inspirion me ha pedido disculpas.

Además para más cachondeo, Inspirion en el pie de sus mails siempre pone:
"Le recordamos nuestro servicio de impresión de todos nuestros artículos: Confíenos sus impresiones, le impresionaremos."
Desde luego que me impresionaron, pero para peor imposible.

Así que a los colegas del sector les aconsejo no trabajar con Inspirion. Yo al menos les he borrado como proveedor.

Había pensado meterles un pleito por ello, pero a lo mejor me salía más caro el collar que el perro por la relación entre la cantidad que me tenían que abonar y el dinero gastado en abogados y juicios, aunque están los perjuicios económicos de la pérdida del cliente, que además con los tiempos que corren estamos para perder clientes (yo al menos no me puedo permitir ese lujo)

¡Ay qué mundo!

6 comentarios:

  1. Es terrible que si uno utiliza el sistema para defenderse, al final definitivamente le terminan saliendo más caro el caldo que los huevos! Gasta uno tiempo, dinero, esfuerzo y canas! Y por eso, ese gente se continua aprovechando de uno impunemente! Terrible!

    ResponderEliminar
  2. Un post muy explicito y contundente.
    Cuanto daño hacen las crisis a las persona, no solo económicas,sino en todos los aspectos de la vida.

    ResponderEliminar
  3. La crisis es utiles para los que disfrutan metiendo el miedo en el cuerpo Resultado sumisión.
    Sobre tu comentario, sin dudas interesante, solo recordar que así sepierden clientes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Intentan hacernos desistir embrollando el asunto. Un saludo y un nuevo seguidor en el blog.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestros comentarios, Bingo, Yoly, El pinto y Deprisa. Pues si El pinto, así pierden clientes, pero debe ser que les sobran (?),
    yo la verdad no lo entiendo. Y efectivamente Deprisa, muchas veces esa es la táctica que usan, embrollar el asunto para hacernos desistir.

    Un saludo.
    David

    ResponderEliminar
  6. He estado curioseando tú blog para descubrir que lo has abandonado. Es una lastima por que te lo currabas mucho.
    A mí me ha pasado lo mismo, pero el concurso este de las narices me ha despertado resurgiendo del limbo de la apatía para tocar un poquito los cojones, ja, ja, ja,...
    Felicidades y suerte en el concurso de los 20blogs.
    Felices fiestas ;)

    http://lablogoteca.20minutos.es/lo-que-me-toca-los-cojones-21/0/

    ResponderEliminar