martes, 25 de agosto de 2009

HAY QUE JODERSE CON LA GRÚA

No se trata de que el coche se me lo haya llevado la grúa, de hecho ya procuro yo aparcarlo bien siempre aunque me lleve tiempo encontrar sitio y de hecho no me han puesto multas por aparcamiento en los 20 años que tengo de carné (me pusieron 2 hace unos años, en dos días seguidos con el coche aparcado en un sitio permitido, las recurrí y me quitaron las multas, pero ya se sabe que cuando la policía tiene que cubrir un cupo de multas las "regala").

Se trata de quién se lleva a la grúa y de quién le multa por estacionar en lugares indebidos.
Hace varios meses, que algún "vecino" que debió empezar a trabajar de conductor de una grúa de la Mutua Madrileña (encima eso, que debían dar ejemplo de civismo y buenas prácticas) la aparca debajo de su casa, ¿para qué irse más lejos? No importa que los camiones (este es un camión grúa de varios metros) no puedan aparcar en las calles estrechas de los cascos urbanos, le da lo mismo aparcar en esquinas, en cualquier caso impidiendo el paso de los turismos, o invadiendo los pasos de peatones, como volvió a ocurrir de nuevo el lunes de esta semana.
Y es que para colmo hay una avenida enorme
saliendo del centro del pueblo de Majadahonda, que siempre tiene sitios vacíos y en donde me imagino que si podrían aparcar los camiones y que está a menos de 300 o 400 metros de dónde aparca ahora de forma indebida, . Pero a lo mejor es que le cuesta andar o no tiene ganas y por eso no tiene más remedio que perjudicar al resto de los ciudadanos aparcando la grúa en el primer lugar que ve y que le puede caber.

De nada sirvió tampoco dejarle una nota en el parabrisas informándole de que no podía estacionar el camión en las calles estrechas del nucleo urbano pues perjudicaba el paso normal del resto, tanto de coches como de viandantes pues en alguna ocasión también lo ha dejado subido a la acera impidiendo el paso por ella, además de no estar permitido por la ley (eso creo).

Ya, después de numerosas ocasiones en las que me he tenido que dar la vuelta marcha atrás con mi coche por no poder pasar por la calle en la que estaba estacionada la grúa o ver como estaba aparcada en mitad de un paso de peatones, el lunes volví a casa por la noche y me encontré con la grúa de marras aparcada detrás de un coche, al que estaba literalmente pegado y con la parte de atrás de la grúa metiéndose hasta la mitad de un paso de peatones. Decidí poner algún tipo de remedio, ya que el hombre parece no darse por aludido y piensa que puede hacer lo que le viene en gana sin pensar en los demás y fui a la comisaría de la policía local. Comenté la situación y me dijeron que cuando hubiera un patrulla libre irían a verlo.
Bueno, pues debe ser que la policía municipal en Majadahonda está para otros menesteres (como multar
a un conocido con chulería por tocar el claxon, pero la policía municipal y el ayuntamiento de Majadahonda merecen su propia entrada) porque cuando llegué a mi casa de la comisaria que está bastante cerca, vi a un patrulla que se había parado a mirar a la grúa pero que ni siquiera bajaron del coche y siguieron camino. Pude comprobar horas más tarde que no le habían puesto multa y por supuesto la grúa seguía allí (¿quién se lleva a una grúa mal aparcada, otra grúa mayor?).

Hoy miércoles, la grúa seguía estacionada en el mismo lugar de forma indebida, continuando perjudicando a coches y viandantes y sin multa alguna, por lo que de nuevo he acudido a comisaría a denunciar el hecho y al agente que me ha atendido le he enseñado la fotografía en la que se le ve ocupando hasta la mitad el paso de peatones. Me ha dicho que a lo mejor es que no había grúa que se pudiera llevar a ésta, y que enviarían a otra patrulla, pero me imagino que multarle si se podrá, digo yo, para que por fin se dé por aludido ¿o no hay tampoco mano capaz de firmar la multa y ponerla en las escobillas del parabrisas?
El que lleve la grúa ahí tres días me hace suponer que el susodicho conductor se ha marchado de vacaciones dejando la grúa así mismo, con un par.

Supongo que el conductor de esta grúa seguirá haciendo lo que le dé la gana al volante de su vehículo, ya que si ni siquiera la policía le multa cuando es flagrante el hecho. Y mientras tanto los demás conductores del lugar como los viandantes seguiremos sufriendo sus tropelías.
Ya la única opción es mandar a la Mutua Madrileña, en la que además estoy asegurado, un escrito comentándoles todo esto y con las fotos que he hecho de algunos de sus aparcamientos "espectaculares" (aquí os dejo algunas).

El próximo día a lo mejor me la encuentro dentro de mi portal. Ya ni las grúas son lo que eran ni están para lo que tenían que estar. Un poco de civismo por favor.
¡Ay qué mundo!




3 comentarios:

  1. Es la eterna lucha de "¿Quién vigila al vigilante?" No hay palabras para describrir la impotencia y la rabia que debe sentir un ciudadano que intenta cumplir la ley, cuando aquellos que su deber es hacerla respetar y dar el ejemplo, son los que se encargan de hecharlo todo a perder! Insólito!!!

    ResponderEliminar
  2. Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG
    DEL DÍA correspondiente al domingo 30 de agosto de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices.

    Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales. Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
    Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
    Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
    Y si tienes una escalera, o fotografías una, mándanosla y la publicamos inventándonos una
    historia.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante el post, gracias por compartirlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar