jueves, 25 de junio de 2009

EL NEGOCIO TECNOLÓGICO (I)

(MÓVIL, INTERNET Y TELÉFONO FIJO)
La tomadura de pelo de MOVISTAR.

Ésta es la primera de una serie de entradas con un nexo común: cómo se ríen de nosotros, l@s usuari@s, las grandes empresas de telecomunicaciones y tecnología "punta" y cómo nos sangran aprovechando cualquier situación y nuestra posición de inferioridad frente a ellas.

Los terminales que compras a las operadoras de teléfonos móviles o que te ofrecen en determinadas circunstancias, están bloqueados para que sólo se puedan utilizar con las tarjetas de la operadora en cuestión. Así si por ejemplo, has adquirido un terminal a Movistar, no podrás llamar con una tarjeta de Vodafone o viceversa.

Pero existe una normativa, según la cual pasado un año desde la adquisición del terminal puedes liberar el móvil y te tienen que facilitar un código (de exclusividad) para poder liberarlo y poder utilizar cualquier tarjeta de cualquier operador. Para obtener este código necesitas facilitar a la compañía en cuestión el llamado código EMAI, que es como la matrícula del teléfono, siendo único por terminal y que también permite desactivar el teléfono cuando ha sido robado y que puedes conocer pulsando en el móvil la secuencia
*#06#.

Lo que ocurre como much@s ya sabréis y otr@s imaginaréis, es que las compañías de móvil te ponen un millón de problemas para darte el código para desbloquear tu móvil, te vienen con engaños, argucias y demás para que te canses y no lo desbloquees y ellos puedan seguir con su negocio a manos llenas.

Y eso es lo que me viene pasando desde febrero de este año.
Después de 2 años tras la compra de dos terminales móviles a Movistar, cada uno con su número de teléfono activo vinculado a cada terminal y que pertenecen ambos a un contrato "autónomos" decido solicitar la liberación de dichos terminales para poder utilizar la tarjeta de cualquier operador.

Pues bien, en una primera ocasión realizo la petición a Movistar llamando al 609 a mediados de febrero, doy los códigos EMAI correctamente y me indican que en el plazo de 15 a 20 días hábiles me enviarían un sms con los códigos para liberarlos, ya imaginándome que la labor no iba a ser tan fácil pues ya había mirado en internet comentarios de otr@s usuari@s que ya habían intentado lo mismo de forma infructuosa.

Como en tales fechas no me llegó ningún sms, volví a llamar al 609 en marzo y después de tenerme al teléfono durante media hora, me dice la teleoperadora que hubo un error en uno de los códigos EMAI que les proporcioné y que les faltaba un número a uno de ellos y que por eso no me habían enviado el código de liberación. Así que volví a darles correctamente de nuevo los códigos EMAI al igual que lo hice la primera vez.

Posteriormente y pasados otros 20 días hábiles sin recibir ningún sms de Movistar, en abril volvía a llamar. Tras otra media hora al teléfono, primero me dicen de nuevo que faltaba un número en los códigos EMAI (a no ser que copiara el teleoperador "mal el EMAI" por segunda vez...) y después cuando les digo que eso no podía ser porque ya me lo habían dicho la primera vez que llamé, me dicen que hay un error y que no se corresponden los códigos EMAI con los terminales y que no les constan en su base de datos. ¡Y qué culpa tengo yo de que no se correspondan en el caso de que sea verdad y que no tengan un control adecuado de su base de datos! (¿y qué pasa si me roban el móvil y me tienen que bloquear el terminal?)
En fin, que entonces me recomiendan que les envíe un fax con algún comprobante, tipo albarán o factura de los terminales.

Tras dos años ponte a buscar los malditos albaranes y facturas...¡pero los encontré, redacté una reclamación dirigida al número de fax que me indicaron (680 01 79 02), en el que describía la "historia" de la "incidencia" para liberar los móviles, incluía
CORRECTAMENTE los números IMEI de los terminales para que no hubiera dudas, así como los números de teléfono vinculados y la marca y modelo de cada terminal. Y lo envíe todo en mayo.

No tuve que esperar mucho en esta ocasión, al día siguiente recibía en los dos terminales un sms diciéndome que había solicitado el código de exclusividad y en el plazo de 15 días hábiles llamara desde un teléfono diferente (para poder realizar la introducción, guiada y en el momento, del código de liberación).
Otra vez a esperar pero esta vez parecía que tendría éxito la misión.

Craso error, pasados unos 20 días hábiles, ya en junio, llamo una vez más a Movistar para iniciar el proceso de liberalización del primero de los 2 móviles. Alucino cuando primero me dicen que falta uno de los números del código IMEI (???), cuando les digo que eso fue lo que me dijeron cuando hice la primera llamada en marzo, me dicen que lo van a comprobar y luego me dicen que es que no les corresponde los códigos EMAI con los terminales (???).
"- Oiga, que eso fue lo que me dijeron en la segunda llamada realizada en abril y les envié en mayo un fax con los números EMAI, marca y modelo, junto con los albaranes y facturas para confirmarlos".
- "Ah, déjeme comprobar unos datos"...
Pasado el tiempo:
- "Disculpe por la espera... Es que no se corresponden los números EMAI con los que tenemos en nuestro banco de datos. Abro y guardo la incidencia y espere otros 15 días hábiles a que le enviemos un sms."

A estas alturas ya podéis imaginaros como estaba, así que insistí en que no estaba de acuerdo, en que cómo podía ser eso, que ya sabía que estaban haciendo todo eso para dificultar la liberalización de los móviles pero que no lo iba a consentir y que iba a poner una reclamación ante "la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones para la Sociedad de la Información, División de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio" (os recomiendo la amenaza porque parece que algo de efecto hace) y como me puse pesado insistiendo en que no entendía que si había mandado el fax con los albaranes donde venían los códigos EMAI y toda la información referente a los terminales siguieran sin proporcionarme el código de exclusividad para liberalizar los móviles, me pasaron directamente con una supervisora, que amablemente me dijo que si que habían recibido mi fax pero que ellos no tenían los códigos de liberalización, que no los habían solicitado o no los habían recibido del fabricante (¡pero entonces para qué me mandan un sms diciendo que en 15 días podía liberar los móviles!) y que ahora los iban a solicitar, que abrían una nueva orden y que esperase un sms que me enviarían en otros 15 o 20 días hábiles.
Sin "comprender" aún estos mecanismos de "defensa" del beneficio de estas compañías en detrimento del usuario que les llena los bolsillos y al que perjudican y marean cuando le asisten todos los derechos, le comuniqué que si no recibía ya en esta ocasión los códigos para liberar los móviles, no iba a esperar más ni a tener más paciencia y que enviaría la reclamación a Industria y daría de baja los móviles, ante lo cual la supervisora me dijo que estaba en mi derecho de proceder como deseara (¡faltaría mas!).
Y fue otra llamada de casi 45 minutos.

Así que aún quedan unos días para que se cumpla el nuevo plazo, ya en julio y a ver si en esta ocasión ya me envían el sms "real" y puedo liberar los 2 móviles por fin, operación que se realizaría casi seis meses después de iniciar las gestiones y con un buen tiempo perdido en realizarlas que nadie me va a compensar por ello. Todo sea que luego me proporcionen unos códigos de liberación falsos y que siga sin poder liberarlos, como también les ha ocurrido a otr@s usuarios.

Hay tiendas y páginas en internet que a veces de forma clandestina, se dedican a liberar los terminales previo pago, pero ¿por qué he de realizarlo así cuando tengo el derecho de hacerlo de forma legal y gratuita con mi compañía? De todos modos, ha habido ya reclamaciones positivas para el usuario en que el usuario ha liberado el móvil previo pago, debido a que la compañía les ha mareado como es el caso sin proporcionarles el código y han condenado a la operadora a abonarles los costes de la liberalización. Tampoco descarto la posibilidad.

Está claro, que las grandes compañías tienen la sartén por el mango y te "fríen" como quieren, el usuario siempre tiene las de perder sobre todo si no se queja a la administración o a los organismos competentes y de atención al consumidor y eso si, no dejes de pagar un sólo mes, porque entonces, te cortan la línea, te incluyen en las listas de morosos y te mandan a los GEO.

Es un trabajo arduo, lo sé, pero si no reclamamos una y otra vez nuestros derechos, mantenemos el conformismo, no nos quejamos y aguantamos lo que nos echen, cada vez nos echaran más y cada vez saldremos más perjudicados.

Ya me lo dijo mi madre: "cuidado con las malas compañías", pero... es que aún no las he encontrado buenas.
¡Ay qué mundo!


3 comentarios:

  1. Pues para colmo hay un fraude por la red que consiste en que tu haces un test y el resultado te lo mandan al móvil a partir de aquí no paras de recibir mensajes a 0,30 cada uno... increíble pero te cobran por recibir mensajes, a mi me han timado 30 euros hasta que me di cuenta en la factura de Movistar. La empresa se llama Flycell y son unos sinvergüenzas junto con Movistar que le da el soporte.

    ¡Qué agusto me'quedao"

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué sinvergüenzas tanto unos como otros! Y lo peor de todo esto es que no sólo es Flycell sino un montón más y que encima lo permiten.

    Te animo a que si aún no lo has hecho pongas una reclamación a Movistar y te tienen que abonar la parte correspondiente que cobra Movistar por el mensaje.

    Además tienes que mandar un mensaje a los de Flycell con la palabra "baja" para que no te manden más mensajes.

    Y yo que tú, llamaba también a Movistar para que te den de baja de los números de tarificación especial, por si los fraudes, que nunca se sabe cómo ni cuándo te la pueden armar.

    ¡Ay qué mundo!

    ResponderEliminar
  3. Hasta que no haya un verdadero intereses por controlar estos abusos, lamentablemente seguiran tomandole el pelo y aprovechandose de la gente... q triste = (

    ResponderEliminar